Control de calidad e inspecciones previas a la entrega

En cada coche se lleva a cabo una PDI (inspección previa a la entrega) en cuanto este llega a nuestros almacenes. Todos los vehículos se limpian e inspeccionan meticulosamente en busca de daños. Para nosotros es de gran importancia garantizar la calidad de los vehículos antes del transporte. El estado de cada coche se vuelve a comprobar durante el proceso de consolidación en el puerto de destino mediante una fotografía.
Queremos proporcionar a nuestros clientes la mejor asistencia, y por tanto nos tomamos el control de calidad muy en serio.